Como Mafalda...

Que insistencia tan arrecha la de nuestros padres en obligarnos a tomar sopa, inclusive siendo ya unos tarajallos hechos y derechos. Que si te fortalece, que si es buena por las vitaminas, que si previene tal o cual enfermedad, que si te mantiene saludable, etc., pero me importa un carajo. Simplemente no soy amigo de la idea de tomarme un plato de agua con pedacitos de "cosas amargas" cuyos nombres siquiera puedo distinguir.

Durante la primera mitad de mi vida, prefería pasar hambre que tragarme una cucharada de sopa alguna, especialmente la de pollo, la cual he odiado como a un enemigo más, sin embargo, en ocasiones puntuales he decidido probarla conociendo las cualidades culinarias de la persona que me la ha ofrecido.

Hoy día, en papel de padre; me veo en la obligación de complementar la alimentación de mi hijo de 5 meses con este esencial brebaje de los infiernos. Su primer contacto con dicho liquido (licuado de verduras y pollo) fue el viernes pasado; y lo que al principio comenzó con risas y entusiasmo de su parte, concluyó con una carita de "echo no guta papá". Mi bebito se comió varias cucharadas antes de hacer un escandalo por su tetero. La desesperación por tomársela toda de una vez es grande, ya que está acostumbrado a la mamila de su teterito y tener que lidiar con una cucharillita en su boca es muy duro y frustrante.

Han pasado varios días y poco a poco se va haciendo a la idea de que debe tener paciencia cuando lo alimento, aunque intenta quitarme el platico por tanto desespero. Ahorita me toca dársela porque es importante para su crecimiento y siempre he de ofrecérsela a pesar de sus caritas raras; pero si de grandecito no quiere, no tengo porque obligarlo, si a mi no me gusta tampoco. Aunque debo confesar que comencé a gustar de las cremitas de cebolla, champiñones, esparragos, etc. que hacía mi esposa; tan excepcionales como lo fue ella.

Si un día me invitas una cremita, un mondongo (este ultimo si te conozco muy bien), tal vez acepte. Si me invitas una sopa de pollo, o cualquier "cruzadito extraño" por allí, dudaré seriamente de nuestra amistad.

2 comentarios:

Tallinna Köv. dijo...

hahaha* no lo puedo creer! GENIAL tu post, me reí con cada linea imaginando sus caras. En especial a tu bebé, "echo no guta papá".

:) me encantó que escribieras pronto, no te tardes para la próxima!!!

Besos y que tengas un lindo día.
TKöv

nuvolari dijo...

Corazón no te pierdas por favor.
Besos...