Un segundo de paz...

No se por qué cada vez que voy a realizar alguna actividad como comer, trabajar, asearme, etc. a mi hijo le da por armar un escándalo. No importa si está profundamente dormido, se despierta para ponerme a correr (literalmente). Juraría que tiene un radar que se activa con el comando "joder a papi, joder a papi, joder a papi..." cada vez que debo hacer algo.

Llora para que lo cargue, para que lo consienta, para lo acomode bien sea en la cama, el coche o la cuna. En esos momentos que para mi deberían ser de paz, luego de la dura faena que significa dormirlo y/o dejarlo tranquilito en un solo lugar; todo le molesta y por todo comienza a quejarse. 

Paso las 24 horas junto a el, atendiéndolo en absolutamente todo a cada segundo, pero hay momentos en los que se pone histérico e intratable de repente. El motivo; estar permanentemente en brazos. 

Mientras duerme no hay ruido que le moleste, pueden pasar 20 camiones seguidos, puede haber una tormenta eléctrica, música alta o alguien gritando en la calle y él, en el más profundo de los sueños. Sin embargo, si escucha mi voz, o la de mi madre se despierta quejándose y sollozando por su chupón y por una extensa sesión de "brazos".

Hace algunos minutos mi madre me trajo la cena al cuarto, todo en el mas absoluto silencio. Apenas di el primer mordisco a mi "pancito" comenzó el espectáculo de mi bebito. Y como ya es costumbre tuve que comer corriendo, unos segundos sentado en mi escritorio tratando de digerir y el resto del tiempo tratando de calmarlo en la cama. La situación se volvió mas complicada porque el señorito aumentó su llanto a niveles estratosfericos, lo que me llevó a cargarlo hasta dormirlo en mis brazos. Han pasado 30 minutos y el Sr. Bebé duerme felizmente en mi hombro al momento de escribir este post, ya lo voy a acostar.

Esta situación se repite día a día, pero que más puedo hacer... es mi único hijo, lo adoro con toda mi alma... pero coooooño pana yo necesito mis segunditos diarios de paz!! 

3 comentarios:

Maie dijo...

Asi es con lo hijos...se acabaron los segundos de paz... te entiendo. Mis 3 meses en casa con la primera y los 5 meses en casa con mi segundo bebe fueron igual... lograba dejarlos dormiditos y no habia entrado aun a la ducha que ya estaban llorando... pero eso pasa. Y crecen tan rapidos que cuando relativizas vas a extranar esta poca paz... ya mi gordito de 8 meses que fue un extremista en lo necesitado de brazos y amapuches se independizo y ahora no quiere nada con uno...solo quiere su cama y los amapuches son cuando el decide... Calma que estos meses vuelan y esta entrando en la etapa mas rica...ya vas a ver como se te olvida todo cuando te comience a hacer ojitos y a sonreirte a conciencia.

Mariale divagando dijo...

Estás viendo lo tarde que vengo a leer esto?

Pega un grito cuando el señorito bebé te deje... :-)

nuvolari dijo...

Maie
Ya mi bebé tiene 10 meses y solo quiere brazos, pero yo no puedo estar todo el día con el cargado así que lo meto en su andadera un rato; así llore y haga sus escándalos. Es increible lo grande que está y para serte sincero extraño cuando era un bebecito chiquitito, tan tierno (y lo sigue siendo a pesar de mimado y malcriado).

Mariale
Tranquila, pasa de nuevo dentro de 5 meses... :D